Sin gas, VW analiza dejar de producir en Alemania (expectativa en España y México)

El Grupo Volkswagen podría trasladar parte de la producción de vehículos que realiza en Alemania y países de Europa del Este si es que la escasez de gas natural se agrava en el invierno y en 2023.

Este es un escenario más que probable teniendo en cuenta que el conflicto entre Rusia y Ucrania escala y la llegada del invierno limitará al máximo la disponibilidad de gas natural, que en gran medida llega desde el país que gobierna Vladimir Putin.

VW dijo este jueves 22 de septiembre que trasladar la producción desde Alemania hacia otros países con mayor disponibilidad “es una de las opciones que se analizan” si la escasez de gas se prolonga más allá del invierno.

Las fábricas de VW más comprometidas son las que tiene en Alemania, la República Checa y Eslovaquia, países muy complicados porque dependen casi en su totalidad del gas ruso.

Geng Wu, directivo de Volkswagen Consulting, la consultora interna de VW, dijo que están estudiando la “reubicación de la capacidad de fabricación o alternativas técnicas”.

VW estudia alternativas a las fábricas alemanas por falta de gas

Entre las opciones que tiene Volkswagen para derivar producción desde Alemania y otros países de Europa del Este están las naciones europeas situadas en el sur de ese continente, especialmente España y Portugal.

Ambos países tienen una mayor disponibilidad, temperaturas más altas y, especialmente, fácil acceso a cargamentos de gas natural licuado transportados por el Atlántico.

VW opera fábricas de automóviles en Portugal, España y Bélgica, países que también tienen terminales de GNL.

Según el grupo alemán, por ahora, tiene disponibilidad de gas en ese país por cinco o seis meses, pero la realidad se analiza “día a día” debido a los precios de la energía y a la inestabilidad bélica en la zona.

A VW le preocupa todo el sector industrial, ya que buena parte es proveedor de insumos para sus unidades.

Si Alemania se queda sin gas, no habrá producción de vidrio, de productos químicos y de insumos eléctricos para los autos que fabrica.

Como están dispuestas hoy las líneas de producción, solo una pieza que falte puede detener la producción completa, como lo demuestran las consecuencias de la escasez de semiconductores de los últimos meses.

Volkswagen también tiene grandes plantas de producción de automóviles en América latina, como México, Argentina y Brasil, donde podría derivar la producción de alguna de las unidades reorganizando las líneas, aunque en este caso, aclaran desde Alemania, los tiempos serán mayores.

Igualmente, es una alternativa que no se descarta en el holding.

Esta misma semana, otro ejecutivo de VW, Michael Heinemann, dijo en una conferencia de prensa que la marca espera reducir el consumo de gas natural en más del 20 por ciento, siguiendo las disposiciones del gobierno alemán en cuanto ahorro del combustible.

Todo esto hay que analizando en el contexto de la decisión de Rusia de reducir el suministro de gas a Europa en respuesta a las sanciones europeas contra Moscú por la invasión de Ucrania ha generado preocupaciones de que Alemania podría verse obligada a racionar su combustible.

Ahora lee:

VW valúa a Porsche en hasta U$S 78 mil millones antes de su salida a Bolsa

Volkswagen llega a la Fórmula 1 para ganar todo con Audi

Mexicano revive la icónica “combi”, pero ahora es eléctrica

Artículos relacionados

últimos artículos