Samsung tendrá que pagar una multa millonaria por mentir sobre la resistencia al agua de estos 7 móviles

Compartir

La firma coreana ha admitido no haber sido del todo clara sobre la resistencia al agua de algunos de sus smartphones más populares.

Samsung va a tener que pagar una multa cercana a 9,1 millones de euros en Australia, por haber “mentido” de forma reiterada a la hora de promocionar algunos de sus smartphones más populares lanzados entre 2016 y 2018.

Y es que, según ha determinado el Tribunal Federal australiano, la marca habría engañado a los consumidores sobre la capacidad de algunos de sus dispositivos Samsung Galaxy de ser sumergidos en el agua de la piscina o el mar.

Un móvil Samsung cerca del agua.

Más de 9 millones de euros de multa por los anuncios de 7 Samsung Galaxy

En la nota de prensa compartida por la Comisión Australiana de Competencia y Consumo –ACCC– se citan siete modelos diferntes de dispositivos Samsung Galaxy cuyos anuncios, supuestamente, serían engañosos en lo relativo a la capacidad de los dispositivos de resistir inmersiones en agua. Son los siguientes:

  • Samsung Galaxy S7
  • Samsung Galaxy S7 Edge
  • Samsung Galaxy A5 2017
  • Samsung Galaxy A7 2017
  • Samsung Galaxy S8
  • Samsung Galaxy S8+
  • Samsung Galaxy Note 8

Según la ACCC, Samsung habría publicado un total de nueve anuncios entre marzo de 2016 y octubre de 2018 en algunas de las principales redes sociales y plataformas, donde los dispositivos aparecían siendo utilizados sumergidos en piscinas o en el mar. Sin embargo, Samsung Australia ha admitido que hacerlo podría causar daños en el puerto de carga de los dispositivos.

Aparentemente, cientos de poseedores de dispositivos Samsung presentaron quejas ante la ACCC, alegando daños en sus dispositivos Samsung Galaxy tras haberlos expuesto al agua, a pesar de lo que Samsung daba a entender con sus anuncios. La mayoría de problemas venían causados por la corrosión originada en el puerto de carga de los dispositivos.

“Las afirmaciones de Samsung Australia sobre la resistencia al agua promovieron un importante punto de venta de estos teléfonos Galaxy. Muchos consumidores que compraron un teléfono Galaxy pueden haber estado expuestos a los anuncios engañosos antes de tomar la decisión de comprar un nuevo teléfono. Esta sanción es un duro recordatorio para las empresas de que todas las declaraciones de los productos deben estar justificadas”

Por esa razón, Samsung se verá ahora obligada a pagar 14 millones de dólares australianos, unos 9,1 millones de euros. Asimismo, la ACCC sugiere a los usuarios afectados contactar con Samsung Australia para enconntrar una solución.

Temas relacionados: Samsung

Compartir

Disney+ logo

Sigue a Andro4all para enterarte de todas las novedades móviles Síguenos en Google News

Artículos relacionados

últimos artículos